lunes, 16 de septiembre de 2013

TU HIJITO DEL ALMA

Hola amigos, recuerdo cuando tuve a mis hijos, sobre todo al primero , pues todo es nuevo, y cada detalle cada experiencia queda grabada en nuestro corazón de madre, pues yo lo tenia en mis brazos y le veía esa fragilida que te conmueve toda por dentro ,Tu vida ha cambiado, ya no puedes imaginarla sin él, sin ese ser diminuto en el que vuelcas todo el amor de que eres capaz, miras sus manitas cogiendo tu dedo indice con fuerza, sus ojitos cuando estan mamando que quedan clavados en los tuyos , y sientes una ternura que piensas, siempre te protegeré  nadie te hara daño, yo estare a tu lado como una loba, para que nadie te hiera.



Una mañana te levantas y vas en busca de tu Bebé, miras y remiras y no lo encuentras, ves a un hombre que ocupa su cama y dices ¿ cuanto tiempo llevo durmiendo? ¿que ha pasado? donde esta mi principito , aquel que se agarraba con fuerza de mi dedo. Desesperada sigues buscando pero pronto te das cuenta que ese Bebe se ha escurrido entre tus manos,  A dejado en ti las ojeras, las arrugas, el cansancio, tu juventud; la cual has dado gustosa y ves a tu hombrecito , durmiendo placidamente en su cama y piensas, aquí esta mi Bebé.






Quieres engañarte a toda costa, ese Bebe al que le cantabas con amor al que le contabas cuentos, al que le hacías el pino puente para que comiera, al que llevabas al futbol, con el que hacías los deberes ... ahora te dice que todo lo has hecho mal con el. Te reprocha que no has sido una buena madre y qu
e ahora El ya es mayor y va a hacer todo lo contrario de lo que tu con toda tu alma y todo tu ser le has ido enseñando y has dado tu vida por El.



Te sientes desorientada y miras  entre tus manos y piensas , que eslabon de su crecimiento me he perdido, ¡¡¡NINGUNO¡¡¡ Siempre he estado ahí, es cierto no he sido la madre mejor del mundo, he sido solamente una madre mas¡¡, una madre que he querido lo mejor para El, pero... he debido hacer daño, a veces por la rutina, otras por el cansancio, otras por la enfermedad y todas porque solo soy un ser humano al que Dios me ha concedido la bendición de tener hijos, hijos para El.



Pero con defectos , imperfecciones las cuales los hijos no perdonan , pues al igual que tu has puesto todo tu amor y saber para El ," El" ha puesto en ti toda su seguridad y logicamente le has fallado, pues aunque cuando era Bebe pensabas que lo podias proteger de todo, no era cierto.


Se siente solo, realmente desorientado, te esta pidiendo a gritos la vida, esa que le dabas cada dia cuando era pequeño y que ahora es El quien debe tomar las riendas y no sabe, no sabe. Que dolor tan profundo ver a tu Hijito del Alma sufrir y no poder hacer nada, para los Cristianos es mas facil pues sabemos que contamos con la ayuda del cielo, pero mientras esa ayuda llega tu vas envejeciendo y dejando pasar la vida sin darte cuenta, ... "perdiendo la vida la encontraras" , dice el Señor.  Es ahí donde pongo mi consuelo y espero en el Señor y se que podré bendecirlo y darle gracias por ese Bebe que puso en mis manos y que se hará un hombre de bien y sobre todo un hombre de Fé.

Francis.

4 comentarios:

  1. Hola, Francis!! Me alegro de leerte de nuevo! Todo es una cadena y pasaremos por ella, por mucha experiencia que tengamos los mayores, la juventud debe aprender de los errores, y resignarnos a que esto es así y forma parte del proceso de madurez hasta ser adultos.
    Besosoosos!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maria del Mar por tus palabras. Son las que motivan a seguir escribiendo, un beso amiga.

    ResponderEliminar
  3. Muchos hijos pasan etapas en la que los padres no tienen razón, y ualquier amigo les aconseja mejor, que otra cosa podemos hacer los padres que mantenernos a la expectativa para cuando nos necesiten.
    Un placer volver a leerte, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta y que alegria encontrarnos de nuevo , entro a visitarte un abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por visitarme y dejarme vuestros comentarios, así aunque estemos lejos os siento muy cerca,