viernes, 25 de enero de 2013

¿QUÉ DIFICIL ES SER PADRES?


Desde el momento en que sabemos y sentimos que dentro de nuestro cuerpo habita nuestro hijo, ya somos madres, ya todo lo hacemos en función de ellos, si eres fumadora dejas de fumar, si no llevas una buena alimentación, procuras equilibrarla, si te dicen que algún alimento no es bueno dejas de tomarlo y comienzas a comer los mas sano que puedes. Aunque te de un dolor de cabeza o de muelas no eres capaz de tomarte absolutamente ningún medicamento, en fin, ya vivimos por y para ellos, en tu ignorancia piensas bueno¡ cuando nazca ya comere lo que me gusta , y volvere a ser yo. ¿como, que has dicho? Nunca volveras a ser tú?, Ya tu vida va enfocada a ellos, es ley de vida y un hijo es lo mas preciado de este mundo, cuando lo tengas en tus brazos por primera vez, ya habrás olvidado , las angustias, la acidez, etc... y por supuesto el parto. Tener un hijo es lo mas maravilloso que Dios nos ha podido regalar y sobre todo a nosotras las mujeres, poder ser" co-creadoras" con Dios, llevar en nuestro vientre a un ser humano independiente de nosotras , un hijo de Dios , que debemos cuidar, proteger, y transmitirle la fe, enseñarle a amar a su padre Dios y a su madre la Virgen, cuidarlo cuando enferma, escucharlo cuando tiene un problema, reir con ellos, bailar, jugar hacernos niños como ellos, esta etapa de cuando son pequeños, todas las madres creo que la conjelariamos y no querríamos que crecieran, pero al igual que nosotros, tienen que crecer y formar su personalidad, quizá esta sea la etapa mas dificil tanto para ellos como para nosotras.

Ser conscientes de que nuestros hijos ya no son una prolongación nuestra, (nunca lo han sido), pero ahora ellos se rebelan a todo lo que les hemos inculcado, deben aprender a ser ellos mismos; que son hijos de Dios, únicos e irrepetibles, los veremos equivocarse, llorar, angustiarse por ese primer amor, pero debemos quedarnos al margen , solo intervenir cuando ellos nos lo pidan (que estaremos deseando) sera en este momento en el que tendremos que darles todo nuestro apoyo. 

Pero a veces la palabra es muy fácil, pero el día a día , la convivencia, los desencuentros, ellos en ese momento tienen las hormonas descontroladas, son una bomba dispuesta a estallar en cualquier momento y nosotros desconcertados pues no reconocemos a nuestro pequeñin, que nos decía mama eres la mejor del mundo¡ y la mas guapa¡ etc... , claro, no lo reconocemos porque ya no es" nuestro pequeñin". En  él se esta produciendo una metamorfosis que a el mismo, le tiene desconcertado, asustado, no controla sus emociones, igual esta  agresivo que esta mansito como un osito de peluche, igual te esta diciendo que eres la peor madre del mundo o el peor padre del mundo, que esta casa es un desastre , que te esta pidiendo perdón y si no lo hace de palabra, lo ves venir sentarse a tu lado y comenzar a contarte alguna batallita. En fin, PAPAS, ¡animo¡ alguien dijo que un adolescente es como el sarampión que hay que pasarlo lo mejor que se pueda y tener mucha!, mucha! paciencia, y esa es justamente la que nos falta, por ello debemos rezar todos los días y pedir al Señor Luz para guiarlos y mansedumbre de corazón para no lanzarlos fuera de casa, cuando nos ponen los nervios al límite, son nuestro tesoro mas preciado.

Alguna vez  he dicho la palabra "empatía ", me encanta pues si realmente nos pusiéramos en su piel, (no nos debería costar tanto; al fin y al cabo, nosotros ya pasamos nuestro sarampión), si pudiéramos tener presente como eramos y actuábamos nosotros a la edad de ellos , creo que seríamos mas comprensivos, pero a veces  como padres, exasperamos a nuestros hijos y les exigimos cosas que para nosotros son importantes, pero ellos tienen otros objetivos, mi experiencia me dice que debemos aconsejar lo que nosotros pensamos ser lo mejor , pero nunca imponer, aunque los veamos que van a despeñarse. Todos aprendemos de nuestros propios errores , entonces¡¡¡ porqué no dejamos a nuestros hijos que se equivoquen?. Por qué estamos empeñados en llevar sus vidas?

Y, un consejo :" no pretendas nunca ser su amigo", amigos ya los tiene , en tí el busca la seguridad que da un padre, los consejos que da una madre, luego el hará o no lo que le has aconsejado, pero ser su amigo no es tu papel, el tuyo siento decirte que es el mas importante y por tanto el mas dificil, tienes que intentar razonar con un proyecto de hombre o mujer que no esta por la labor de razonar, por que sus hormona los invitan a soñar, a discutirlo todo, todo,! todo!, esta mal hecho y si lo hemos hecho nosotros esta peor!, si le recomiendas una prenda de vestir ya sabes que nunca la cojera, !se inteligente y llevatelo a tu terreno , dile madre mia que mal gusto ha tenido el que ha hecho esta camiseta¡¡¡ te aseguro  que segundos mas tarde estarás en la cola para pagarla.

Debemos dejarlos volar.
Hay un refrán que dice:" se gana mas lamiendo que mordiendo", pero? que tozudos somos muchas veces los padres¡¡¡, queremos imponernos y luego decirles: ves si yo ya te lo decía, yo llevaba razón, es que tu eres muy joven y aun estas muy verde¡¡¡ ¡¡¡QUE LE HAS DICHO INSENSATO¡¡¡ lo has destruido, él que piensa que él y solo él, lleva la razón, acabas de cargartelo¡¡¡, ¡ se astuto como serpiente¡¡¡ y ganatelo!,  mejor que piense que es el , quien ha decidido. Pero a veces los padres somos vanidosos hasta con los hijos y nos gusta llevar siempre la razón y que se vea quien manda, con un adolescente ya no es cuestión de quien manda, sino de ayudar a nuestros hijos , desde la sombra a ser hombres y mujeres de bien.

Que Dios os colme de bienes y os bendiga en este maravilloso día que Dios nos regala. Un abrazo fraterno.


6 comentarios:

  1. Es una etapa de afirmación de descubrimiento de su yo de muchas risas y mucho sufrimiento.Es coo las rabietas de los 2 o tres años que si querías que hiciera una cosa ,hacía la contraria.Yo en mi larga ya experiencia con niños y adolescentes,te puedo decir que sufren mucho.No se le dé ni un consejo porque "ellos lo saben todo" y tú eres ignorante de cómo es el mundo ahora.Lo mejor es dejarlos que elijan,que acierten,que se equivoquen.Es muy doloroso para una madre,que no queremos que sufran.Gran error van a sufrir el doble.Se tienen que vacunar y sentir que siempre hay un lugar seguro ,sin policía que te quiere sacar todo y SIN reproches.o sé donde leí que lo peor es tener la razón y yo añado y restregarla aumentando nuestro ego.Cuando mis hijos eran pequeños yo asistía a charlas sobre esto.Decían que contáramos 100 antes de contestar,que se vuelven desordenados,etc,que no los conocemos,que nos odian.Todo eso hay que dedramatizarlo,porque si no el problema aumenta y sigue.Las madres que por no oír a su hijo llorar le dan todo,eso se prolonga y tengo una amiga que sus hijos tienen de todas las maquinitas.Se le ha roto el móvil recién comprado y quiere uno nuevo y el otro para su madre .Lo quiere todo de primera.Ahora tiene 18 y ya piensa en un coche nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay que armarse de mucha paciencia y sobre todo pensar que nosotros tambien lo pasamos, y que nada dura para siempre, un besazo de oso, espero que estes bien,,

      Eliminar
  2. Preciosa la entrada María Francisca. Tú lo has dicho, hay que cuidarlos, y hay que enseñarles y educarles en la Fe. También hay que guiarles para que sepan valorar las cosas y que se den cuenta de que algunas de ellas son sólo materiales. Son la generación del mañana, como lo fuimos nosotros en su día, y por ello hay que formarles. me ha encantado amiga, un fuerte abrazo.

    P.D.: Gracias por tus comentarios, sí que han salido publicados. Lo que ocurre es que tengo activada la moderación de comentarios, y conforme los voy leyendo, los voy aprobando. De este modo, cuando me pongo de nuevo delante del ordenador sé en qué comentario me había quedado, que si no me pierdo, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Gracias tambien atí por pasarte por mi blog, da gusto compartir nuestras cosas, y enriquecernos y aprender cosas nuevas, Un abrazo fraterno,

    ResponderEliminar
  4. Qué bello artículo. Más o menos, sin escuela de padres y con sentido común, así he educado a mi hija, acaba de cumplir 16. Lo llevo peor con el padre, que se desespera, que con ella, jajajaja. Al padre le digo que si no se acuerda cuando él tenía 16, y recapacita un poco, pues son iguales los dos (para la comida, música, ropa, estudios, tooooooodo). Me ayuda bastante mi carácter tranquilo y que le doy "libertad", pero controlando sin que se de cuenta. A veces le sale el mal genio, pero por un oído me entra y por otro me sale, sino sería un sinvivir y una pelea continua, hay que respetar la adolescencia, tod@s la hemos pasado y se cura con el tiempo.
    Besoososoosos y a tejer!!!

    ResponderEliminar
  5. Es cierto a veces es mejor hacer oidos sordos porque tratar de razonar con ellos es estrellarnos contra la pared y como dices armarmos de una inmensa paciencia, un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarme y dejarme vuestros comentarios, así aunque estemos lejos os siento muy cerca,