Seguidores

Google+ Followers

jueves, 18 de septiembre de 2014

VIVIR EN EL PRESENTE

Hola amigas y amigos, ayer pase un día  un poco regularcillo , entre la depre, que no me abandona como el desodorante, y la infección de oido... . Pues la noche no iba a ser menos, entre mi insomnio, me dio tiempo a hacer balance de mi vida , y surjio a mi mente una sencilla reflexión: "Seriamos Felices si pudiéramos vivir el día, segundo a segundo y sin pensar en el segundo siguiente"???
La respuesta también fue muy simple, dije un  categórico.

Todos, y cuando digo todos somos todos, vivimos planificando pensando en que tengo que hacer detro de" x" momento, incluso llevamos agendas, ponemos papeles amarillitos en nuestros frigoríficos, que nos recuerden, por si se nos olvida... que tengo que hacer.

Si solo se quedara nuestra proyección en tareas meramente domesticas como llevar al niño al dentista... o laborales etc..., realmente no sería un problema pues nos ayuda a llevar una vida organizada. El problema viene cuando queremos organizar nuestra alma... nuestra existencia, nuestros temores mas profundos...


Amigos, aquí esta el problema pues como dice la escritura "ni aun solo pelo de tu cabeza puedes decirle que no se caiga." y entonces nos viene la  desazón, yo que quiero tenerlo todo controlado , todo organizado para que no hayan luego imprevistos.!!! Nos damos cuenta que la VIDA, es impredecible y nos echamos a temblar, como yo anoche, con mis molestias de oido y viendo que no "VIVO", que solo soy una espectadora de mi propia vida.

Como tuve toda la noche para pensar, me dije Basta ya!!!!!!!!!, debo al menos intentar vivir de otra manera, con la ayuda de Dios por su puesto, me puse a rezar y pedí de corazón a mi Padre del Cielo que me ayudara a vivir el día, pensando que cada segundo era el último de mi existencia y hoy que iba a ser un día muy duro para mí, he podido hacer muchas mas cosas que nunca, hoy no he sido espectadora, hoy he sido protagonista de mi vida,  a las siete de la mañana me he levantado para llevar a mis peques a la estación ,pues es el primer día de clases, he preparado la comida, he charlado con mi hijo mayor, he recogido la casa y ahora os escribo. Y os puedo decir que he sido feliz fregando, cocinando etc... pues mi mente estaba ahí, en lo que estaba haciendo en cada momento y no deambulando por el futuro o el pasado," NO",  he podido vivir el presente y lo he saboreado como se saborea una buena taza de té.,

FRANCIS.