Seguidores

Google+ Followers

viernes, 14 de marzo de 2014

TESTIMONIO DE MI VIDA 2ª PARTE

"Vuestros caminos no son mis caminos", dice el Señor.

Tenía, dos o tres años cuando mi hermana enfermo. Mis padres la llevaron a todos los médicos tanto públicos como privados y ninguno daba solución a su decaimiento, su fiebre, su inapetencia, y veían como poco a poco su vida se iba apagando.

Para ellos como comprenderéis fue una época de muchísimo sufrimiento, ver a tu hija , a lo que más quieres en este mundo que se te muere y no puedes hacer nada para impedirlo, solo de recordarlo se me eriza el bello.

Mi padre que siempre que nos veía nos mostraba su mejor sonrisa, dejo de hacerlo. Recuerdo un dí que fuimos con mi hermana al médico y este le dijo que no sabía lo que tenia y mi pobre padre le imploraba desesperado y el médico le contestó que el no era Dios.
Y estaba totalmente en lo cierto, no era Dios. Mi padre salio destrozado, yo no entendía nada, pero si entendía que mi padre estaba triste y eso ami me afligía

Al fin dieron con un buen médico, que aún hoy sigue tratándola , mi hermana se recupero después de un año de reposo y todo volvió a la normalidad.

Pero claro ¿cómo encaje yo, esta realidad? :" Muy mal", comencé a sentir que no me querían, que era un estorbo y empecé a envidiar a mi hermana.  Recuerdo uno de los días en que mi hermana estaba en su camita la pobre descansando ojerosa, lo recuerdo como si fuera ayer, y pasaba por su cama la miraba y no le decía nada, pero dentro de mi se estaban gestando todos estos sentimientos de los que os he referido, sin ser conscientes de ellos.

Realmente me sorprende ver como es el ser humano cuando Dios no esta. Aun siendo pequeños ya llevamos ese anhelo de que nos quieran, de que nos tengan en cuenta, un egoísmo super grande, al menos eso me ocurría a mi.


Ese verano no pudimos ir a la playa y mis padres decidieron ir a casa de mi abuela pues era muy fresquita.  Un fin de semana mi tío, que en paz descanse y al que he querido mucho era mi padrino, le propuso a mi madre llevarme a su casa de veraneo, una casa muy grande del siglo XIX,donde veraneábamos toda la familia materna.
Mi madre accedió, lo cual me sorprendió muchísimo pues es una madre muy protectora y nunca me dejaba ir con nadie sino iba ella. Mi tío soltero, me puso en la parte de atrás y yo, veía como mi madre me despedía y yo, para mis adentros, decía pero por qué me has dejado si yo no me quiero ir.¡¡¡¡¡¡¡¡  Ella lo hizo con toda su buena intención; ahora pienso en ella y se lo mucho que tuvo que sufrir, viendo por un lado una hija enferma y por otro la pequeña que se iba todo un fin de semana ( después no volvió a dejarme ir), ese fín de semana continuó mi sufrimiento, mi calvario, no entendía nada pero él era muy" cariñoso demasiado cariñoso"

Ese fin de semana tuvo vía libre para seguir abusando de mi.


Quiero dejar claro que no se trata de mi padrino, el cual me quiso mucho y rezo todos los días por él.

Francis.

10 comentarios:

  1. Una triste historia, todos los niños quieren ese amor de sus padres y no entienden que en ocasiones hay prioridades a las que deben de atender sin que por ello sea menor el amor que sienten hacia todos sus hijos......lo del tio es imperdonable pero solo Dios puede juzgarlo.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charo, amiga gracias por tu comentario, no fue un tio el que abuso de mi, sino un primo que me lleva 20 años y es cierto solo Dios puede juzgarlo. Un beso muy grande.

      Eliminar
  2. Caray! eso pasa cuando hay un enfermito en casa como es lógico procuran a este y los hermanitos sanos se siente desplazados, pero los padres los quieren por igual y con tal de dar lo mejor a veces se equivocan sin mala intención.
    Y lo otro ese fulano no ha de tener descanso de conciencia que es el peor castigo. Siempre he pensado que estos caso empiezan con los familiares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Yolanda amiga, normalmente dicen que el 90 por ciento de los casos se dan en el ambito familiar. Muchas gracias por visitarme cielo.

      Eliminar
  3. Querida Francis, tanto tiempo sin pasar! Has sido muy valiente al contar tu historia, y espero no te haya causado mucho dolor estos recuerdos, pasado son!! Vive el momento, deja marchar el pasado, perdonate a ti misma y da gracias x todo lo que tienes. Piensa que cada uno llevamos nuestra cruz, nadie está libre de cargas o culpas.
    Besososos y a tejer!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto amiga relatar una vida siempre comporta sufrimiento pero quiero hacerlo pues estoy segura que puede ayudar a alguien. Un beso de oso super apretado mi amiga.

      Eliminar
  4. Hola me parece terrible la historia, y tu madre no se dio cuenta nunca?

    ResponderEliminar
  5. Pues realmente no se dio cuenta, pero es lo que suele pasar según los psicólogos, pero hoy estamos más alerta pues hay mas información. Gracias por tu comentario. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Amiga me dejaste helada, tengo dos pequeñas y soy muy protectora, con tantas noticias malas' no te deja confiar ni en tu sombra, eres muy valiente,no se como madre creo quenno perdonaria tremendo daño,no estas sola sola tienes a tu familia y sobre todo a Dios para que hayes consuelo,y una amiga para escucharte o solo para acompañarte. Besitosss

    ResponderEliminar
  7. ahora te lei... :( Muchos besicos y ya sabes que me tienes aqui cerquita.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarme y dejarme vuestros comentarios, así aunque estemos lejos os siento muy cerca,