Seguidores

Google+ Followers

lunes, 25 de noviembre de 2013

CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO

Hace algunos años, estando trabajando en un juzgado de la provincia de Almería, nos llego un caso de maltrato de genero; que es el nombre que los legisladores le han puesto cuando un hombre pega a una mujer con la que tiene una relación amorosa.
Su rostro era muy parecido al de esta foto, el caso lo lleve yo; cuando ella llego a mí ,mis ojos no pudieron  dejar caer unas lagrimas, y lo que sentí por dentro fue algo tan fuerte que realmente me conmociono.

La atendí con todo el amor y respeto que supe, la ayude a sentarse a subir las escaleras, estaba realmente malherida, todo su cuerpo lleno de moratones, la pobre no podía ni andar , era un trapillo, sus ojos sin brillo ya no tenía fuerzas ni para llorar, estaba totalmente abatida.

El quedo encerrado en el calabozo, pero pidió perdón y acepto la propuesta del juez de iniciar un programa de ayuda para mal-tratadores, y en dos días quedo en libertad, yo, acostumbrada ya a trabajar en el juzgado, no daba crédito , no podía entender como esa bestial paliza se pagara con dos días de cárcel , un programa de re-inserción, y una orden de alejamiento a menos de 500 metros de ella.

Subí, y hable con el juez y me dijo que tanto el fiscal como el habían visto la buena voluntad del preso en el programa que os he mencionado.

Me baje super cabreada , lo conté a mis compañeros y ellos me decían , pero mujer tu no te metas tanto en los problemas ajenos , nosotros trabajamos, hacemos lo que nos dicen y ellos sabrán!!! no podía entender la des-humanización y la frialdad con la que hablaban.

El, tenía que venir todos los primeros de mes y a mediados, a firmar, el primer día que me lo encontré en mi mesa cara a cara, le dije todo lo que me vino a la cabeza y el no me replico en ningún momento, incluso se mantuvo todo el tiempo  con la cabeza agachada.

Pero mi gran sorpresa fue, que al cabo de dos o tres meses, vino como siempre a firmar pero esta vez era distinto venía acompañado de ELLA, ella, la misma que yo había consolado , ayudado a sentarse, aun llevaba restos de los golpes y heridas que le hizo, en ese momento sentí una rabia enorme y me dirigí a ella y le hable duro, y a el también, ya no volví a saber nada de ellos pues me destinaron a otra ciudad, este suceso me hizo pensar muchísimo, porqué una mujer que ha sido brutalmente apaleada puede volver con ese ser.

 Porque en el fondo se sienten culpables y piensan que aún la quiere.

Cuantas veces hemos oído que ellos les prometen no volver a hacerlo;
 estoy arrepentido, no se como he podido hacerte daño, si yo te quiero!!!!
Y a ellas decir yo se que esta arrepentido, si me quiere, mira ayer me trajo flores y me pidió una vez mas perdón, yo se que esta arrepentido y esa misma noche volver a pegarle con mas ganas todavía.

Si lo dejo que va a ser de mis hijos !!! como vamos a sobrevivir!!! , le tengo tanto miedo!!! pero no se que hacer.

Querida amiga el mal-tratador ya comienza a formarse desde pequeño, bien porque lo ve en casa, por no sentirse querido, por tener la autoestima por los suelos, son hombres super débiles, "no es mas fuerte el que mas chilla", pueden haber padecido abusos de pequeños ete..., son seres que no saben amar ni respetar, son enfermos afectivos, necesitan terapias muy fuertes para despojar de su corazón tanto odio y violencia como llevan dentro, pero tú amiga mía, debes huir, tus ojos delatan tu cuerpo malherido aunque  sigas con la rutina de siempre, por favor NO CALLES, esa no es la solución, sólo TÚ tienes en tu mano el no ocultarlo.

Tu cuerpo está ensangrentado al igual que tu alma y tu corazón y aún lo disculpas!!!
No permitas que violen o maltraten tu alma, diciéndote cosas como: no sirves para nada, eres una estúpida, no se porqué sigo contigo. Yo si lo se amiga mía , porque tu le dejas que invada tu libertar , tu le permites que te pegue, que te maltrate porque le tienes tanto miedo!!!


No permitas que sean estas las flores que un día te lleven a tu funeral

Alejate al primer insulto o vejación.
Un abrazo, francis.