Seguidores

Google+ Followers

miércoles, 20 de febrero de 2013

UN EXCELENTE AÑO


Este fue mi año,¡¡¡ ninguno como tercero de Bachiller,¡¡¡ este año pude gustar lo que era ser una buena alumna.

Elegí letras, la literatura me apasionaba, ademas tuve la suerte de tener un profesor de Sigúenza D. Juan Estremera, al cual le caí bien desde el primer momento, "fue un amor a primera vista", a el le encantaba la poesía igual que a mí, yo me las apredía de memoria de tanto leerlas y a el le encantaba que  las recitara en clase, recuerdo cuando; con su acento manchego me decía: "Señorita Belmonte deleitenos con su dulce voz", esto quiería decir que le leyera algún texto o una poesía etc... ( este año fue especial en todos los sentidos pues  pase de ser mal estudiante, muy reservada super tímida a desenvolverme en clase y con mis amigos fenomenal.

Me sentia integrada, era la favorita del profesor de literatura y tambien del profesor de griego, todos los día cuando llegaba a casa estudiaba lo que habiamos dado por la mañana y hacia mis deberes con lo cual iba al dia completamente y en la clase siguiente podia participar pues me lo sabía todo. Recuerdo una sensación de plenitud y de paz con migo misma de ver que podia hacer bien las cosas y que habia un sitio en el mundo para mi, donde no era una mas, una figura gris , una estatua... como habia ocurrido hasta ese momento, pero todo no era agradable pues en mis adentros sabia que  llevaba la remora de las matematicas y la fisica y quimica de segundo ( aunque nunca lo comentaba) que no habia conseguido aprobar , pero creo que me sentia tan agusto siendo una buena estudiante que aparqué estas dos asignaturas y las guarde en mi mochila bajo siete llaves, para que no me estropearan mi momento de gloria.

El curso transcurrio de maravilla y mis notas no bajaron de notable, ya os digo fue un año maravilloso en el que hice amigas nuevas con las que me sentia muy agusto y  al ser fisicamente agraciada siempre tenia varios rondandome ,esto alimentaba logicamente mi vanidad.




El mundo estaba en mis manos, mi autoestima subio aunque con debilidad, pues cualquier pequeño contratiempo me podia tambalear. Vivi un oasis dentro de mi propio desierto , este año fue de ensueño, donde pude gustar de situaciones y sensaciones que nunca habia experimentado, pero pronto se impuso la realidad desde le momento en que me matricule en C.O.U, ( curso de orientacion universitaria), aquí, ya no podía dejar a un lado las matematicas ni la fisica y quimica, en el resto de las asignaturas baje un poco mi rendimiento pues todos los dias me quedaba en el Instituto al terminar mi jornada estudiantil , una hora mas  para recuperar esas dos asignaturas, pero no lo consegui durante este año desarrolle muchisimo el TOC ( transtorno obsesivo compulsivo),  veía que no podia con todo y esto me quitaba la paz, entonces comence a hacer caso a esos rituales que se me pasaban por la cabeza , caí un poco en depresión, pero bueno apesar de ello logre aprobar c.o.u excepto historia, y las dos que llevaba arrastrando desde segundo de bachiller.

Ese verano fue horrible pues me lo pase entero estudiando con un profesor que mis padres me pusieron, era un estudiante de ingenieria y daba clases todos los dias, el me llego a decir que no entendia como no habia aprobado antes, pues todo lo que el me enseñaba lo entendia y sabia hacer los ejercicios.



Llegaron los exámenes de septiembre y aprobé las dos de ciencias ,pero el profesor de Historia me dejo su asignatura. Imaginaos mi desazón, ¡¡¡había logrado vencer mis miedos con las ciencias y había aprobado!!! cuando de pronto por los pasillos se iba extendiendo un rumor , rumor que me iba llegando como el olor a flores podridas, mi alegría se trunco cuando alguien me dijo : "El de Historia te ha suspendido", no podia dar credito, ese año me habia esforzado hasta el límite, sobrellevando mi enfermedad y estudiando contra viento y marea, mis oídos no querían escuchar lo que ya era una realidad, cuando la profesora de frances se acerco a mí y me dijo que tenía todo su apoyo, que en el claustro habían intentado convencerlo, despues se acerco el de griego, el de arte, mi  profesor Extremera y todos me iban confirmando que apesar de sus oposiciones y de decirle que estaba aprobando a otros alumnos con un uno , que era injusto el dijo que NO. Su suspenso era irrevocable.

Ese año realmente fue un regalo de Dios pues fue como hacen ahora los buenos estudiantes, "un año sabatico", el mio habia sido impuesto pero no por eso dejaba de ser un año  tranquilo y apacible.

 Me matricule lógicamente de una sola asignatura "Historia Contemporánea",  me asignaron el profesor de Arte del año anterior con el que había sacado sobresaliente y sus palabras el primer dia de clase fueron: "Ya estas aprobada , si quieres puedes venir a clase y hacer los exámenes pero si decides no hacerlo ya sabes que en Junio harás selectividad."


Sus palabras me sonaron a música, pero aunque su oferta fue muy tentadora mi sentido común me decia que no debía aceptarla,  además con una sola asignatura al día me dejaba tiempo para quedar con mis amigas que estaban en la universidad y tenían horas sueltas o simplemente no iban y luego cogian los apuntes. 

Durante ese año me lo pase genial salia con mis amigas , estudiaba un poco, iba a clase una hora y no todos los días y era gratificante ver como incluso el conserje cuando me veía entrar por la puerta del Instituto me sonreía hablabamos al igual que con el resto de profesores ( esta vida lógicamente era de cara a la galeria, pues yo segúia con mis miedos , mis llantos, mis obsesiones etc... pero que solo me permitia sacarlas cuando nadie me veía)

Hundirse y salir a flote esta es la vida y así es como hay que aprender a vivirla.

"Con Dios siempre se consigue."
Aprobé selectividad y me matricule en Historia del Arte, mi asignatura favorita.

"Gracias Señor por estar siempre a mi lado"